JB

Publicado: 21 marzo 2012 de formasdifusasdbate en Jesús Presa, Prosa

El chiote trastabillaba, hacia fluctuar sus pasos y besaba el suelo, siempre por este orden al salir de la taberna. Se escoraba hacia los lados destimonado, errante, o daba bandazos de acera a acera como un escuálido árbol australiano azotado por el viento.
-“Que asco me da la bebida”
Era su frase predilecta.Pero bebía como un cosaco en el verano ucraniano, aquel vino infame en el bar de Avelino. Llegaba su bendita mujer a rescatarlo del naufragio todas las tardes y paciente, con la estoica y resignada aureola de las santas le decía:
-” A ver chiote, anda vamos”….
y él, vencido, se apoyaba en ella y repetía:
– “que asco me da la bebida “
apurando al mismo tiempo el resto del poso que aquel brebaje sin origen dejaba en la taza.

Anuncios
comentarios
  1. vidaenverso dice:

    Me gusta. Es muy gráfico. Mejor que el otro a mi parecer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s